> GLORIA FUERTES

Gloria Fuertes fue una popular poeta española incluida en la ‘Generación del 50’, posterior al movimiento literario de la primera generación de posguerra.

Su labor poética se vio reforzada en España a partir de los años 1970 por sus colaboraciones en programas infantiles y juveniles de Televisión Española como Un globo, dos globos, tres globos o La cometa blanca.

En su poesía defendió la igualdad entre mujeres y hombres, el pacifismo y el ecologismo.

En 2017, con motivo de la celebración del centenario de su nacimiento se reivindicó su papel en la poesía española del siglo xx.

Gloria Fuertes nació en una casa rural de una familia humilde del barrio madrileño de Lavapiés, en el verano de 1917.

Su padre era bedel y su madre costurera y sirvienta. Asistió al Instituto de Educación Profesional de la Mujer obteniendo los diplomas de Taquigrafía, Mecanografía, Higiene y Puericultura.​

Gloria Fuertes con 20 años
Su interés por las letras comenzó a la temprana edad de cinco años, cuando ya escribía y dibujaba sus propios cuentos. Interés que mantuvo a pesar del nulo estímulo de su familia, como ella misma dejaría escrito:
"Cuando mi madre me veía con un libro, me pegaba. Nadie de mi familia me dijo nunca "escribe, hija, escribe, que lo haces bien...". Nadie. No tengo nada que agradecer a mi familia. Pero cuando se quiere una cosa, aunque tu familia no te ayude, se consigue. Si vales de verdad y quieres algo con todas tus ganas, sales adelante seguro.

De 1955 a 1960 estudió biblioteconomía e inglés en el Instituto Internacional de Madrid. Allí trabajó de 1958 como bibliotecaria hasta 1961 cuando obtuvo la beca Fulbright en Estados Unidos para impartir clases de Literatura española en la Universidad Bucknell, y fue -dijo- "la primera vez que pisó una universidad".

Posteriormente, impartió clases en el Mary Baldwin College y en el Bryn Mawr College, hasta su regreso a España en 1963. A su vuelta de Estados Unidos dio clases de español para americanos en el Instituto Internacional. En 1972 se le concedió una nueva beca de la Fundación Juan March de Literatura Infantil.

Gloria Fuertes
Con los de la Generación del 50 le une el haber publicado en esa época y el tipo de poesía de denuncia moral, cuyos temas son: la soledad, el dolor, la injusticia social, el amor, Dios, la muerte... Sin embargo, la principal diferencia entre Gloria Fuertes y estos poetas es que, aunque los poemas de ambos salen del dolor, del desamor y del amor, ni ellos ni los ‘postistas’ supieron llegar al pueblo de la forma en que lo hacía Gloria Fuertes. Ella decía que: "antes de contar las sílabas, los poetas tienen que contar lo que pasa".

La Guerra Civil española dejó una profunda huella en ella. El antibelicismo y la protesta contra lo absurdo de la civilización están presentes en su poesía de forma categórica. Ella misma reconoció que "sin la tragedia de la guerra quizá nunca hubiera escrito poesía".

Gloria Fuertes
También narró experiencias de sí misma y de otros, algunas ocasionalmente prohibidas por la censura franquista.

Aunque en su obra habla del amor en general, a veces menciona el amor lésbico y gay, como cuando dijo: "me nombraron patrona de los amores prohibidos".

Un dato significativo es que Gloria Fuertes y Gabriela Mistral son las únicas mujeres incluidas en la antología Norton que agrupa a cien poetas en lengua castellana, y que fue la única mujer presente en la Antología de la nueva poesía española recopilada por Batlló, cuya primera edición fue publicada en 1968.

En su testamento dejó su fortuna (100 millones de pesetas) al orfanato conocido como Ciudad de los muchachos del padre Jesús Silva.

RECURSOS PARA TRABAJAR SU OBRA EN CLASE:


'Nota autobiográfica'
"Gloria Fuertes nació en Madrid
a los dos días de edad,
pues fue muy laborioso el parto de mi madre
que si se descuida muere por vivirme.
A los tres años ya sabía leer
y a los seis ya sabía mis labores.
Yo era buena y delgada,
alta y algo enferma.
A los nueve años me pilló un carro
y a los catorce me pilló la guerra;
A los quince se murió mi madre, se fue cuando más falta me hacía.
Aprendí a regatear en las tiendas
y a ir a los pueblos por zanahorias.
Por entonces empecé con los amores,
-no digo nombres-,
gracias a eso, pude sobrellevar
mi juventud de barrio.
Quise ir a la guerra, para pararla,
pero me detuvieron a mitad del camino.
Luego me salió una oficina,
donde trabajo como si fuera tonta,
-pero Dios y el botones saben que no lo soy-.
Escribo por las noches
y voy al campo mucho.
Todos los míos han muerto hace años
y estoy más sola que yo misma.
He publicado versos en todos los calendarios,
escribo en un periódico de niños,
y quiero comprarme a plazos una flor natural
como las que le dan a Pemán algunas veces."
- Gloria Fuertes.


"Le fuimos suicidando poco a poco,
y era buena persona."
- Gloria Fuertes.

"Dan pena los mendigos,
los mendigos de letras,
los mendigos de duda,
los mendigos de ciencia,
esos sí que dan pena."
- Gloria Fuertes.

"Ni tiro ni veneno ni navaja,
teniendo que tener un amor vivo
del cielo no me baja la mortaja.
La vida es un maldito sube y baja
un baja y sube que destrenza paces,
y sólo haces bien si el amor haces."
- Gloria Fuertes.

"Nací para poeta o para muerto

escogí lo difícil
Nací para puta o payaso
escogí lo difícil
– hacer reír a los clientes desahuciados-
- Gloria Fuertes.

"...te acuestas SOLO en el colchón de clavos
que es la temible ausencia."
- Gloria Fuertes.

(Sobre la bomba atómica)
"¡Asco!
Petrifica cunas.
Fundiendo cuerpos bramas
con tu voltaje devorador.
¡Maldita sí maldita bomba de nuevo tipo
y por siempre maldita tu raza y tu historia!"
- Gloria Fuertes.

"A los hombres que ríen con tristeza,
a los otros alegres que sollozan,
a los presos con vocación de santo,
a las putas que iban para monjas,
a los ricos que nacieron nada
y a los gusanos con motora,
dedico:
mi vasito de leche
y a dormir…"
- Gloria Fuertes.

Homenaje de Google en el 99 aniversario de su nacimiento.

'Poeta de guardia'
"Maletilla de las letras
por los caminos de España;
sin hacer auto-stop a los catedráticos,
ni a los coches oficiales
ni a las revistas que pagan…
– sólo a los camioneros y a las tascas-."

'He dormido en el andén'
"He dormido en el andén del metro
– por miedo al despellejo de metralla-

y la noche después de los desahucios
dormía entre estropajos y asperones
en la tienda del tío cacharrero.

Y a pesar de estos golpes de fortuna
ya veréis porqué tengo buen talante:
he dormido a las penas una a una,
y he dormido en el pecho de mi amante".

'Al borde'
"Soy alta;
en la guerra
llegué a pesar cuarenta kilos.

He estado al borde de la tuberculosis,
al borde de la cárcel,
al borde de la amistad,
al borde del arte,
al borde del suicidio,
al borde de la misericordia,
al borde de la envidia,
al borde de la fama,
al borde del amor,
al borde de la playa,
y, poco a poco, me fue dando sueño,
y aquí estoy durmiendo al borde,
al borde de despertar".

'En el árbol de mi pecho'
En el árbol de mi pecho
hay un pájaro encarnado.

Cuando te veo se asusta,
aletea, lanza saltos.

En el árbol de mi pecho
hay un pájaro encarnado.

Cuando te veo se asusta,
¡eres un espantapájaros!

'Si todos los políticos se hicieran pacifistas'
“Si todos los políticos
se hicieran pacifistas
vendría la paz.

Que no vuelva a haber otra guerra,
pero si la hubiera,
¡Que todos los soldados
se declaren en huelga!

La libertad no es tener un buen amo,
sino no tener ninguno.
Mi partido es la Paz.
Yo soy su líder.

No pido votos,
pido botas para los descalzos

-que todavía hay muchos-".

'Amor que libera'
"Ya no soy la niña amarga
que tenía un mar de llanto
y alta ortiga por el alma.

Ya no soy la niña enferma
que al oír risas lloraba;
ya salí del solitario
bosque que me acorralaba.

Ahora soy la niña verde,
porque floreció mi calma.

Ya no soy la loca triste,
ya no soy la niña blanca,
nuevo amor ha traspasado
con el nardo de su lanza
mi corazón, que ahora tiene
un nombre de menta y ámbar.

¡Ay cuánta sonrisa noto
que trepa por mis espaldas!

¡Qué brillo tienen mis ojos
—viudos de siete mil lágrimas—!

La vida me sabe a verso
y los besos a manzana.

—El monte arregla sus pinos,
por las rocas el mar baila—.

El amor danza en mi pecho.
¡Ya me quiere! ¡Ya me aguarda!

Ya no soy la loca triste,
que al oír risas gritaba;
ahora soy la niña dulce,

ya no soy mujer amarga".

'La vaca llorona'
"La vaca está triste,
muge lastimera,
ni duerme, ni bebe
ni pasta en la hierba.

La vaca está triste,
porque a su chotito
se lo han llevado
los carniceros
al mercado.

Está tan delgada,
la vaca de Elena,
que en vez de dar leche,
da pena"


¡Pobre burro!
"El burro nunca dejará de ser burro.
Porque el burro nunca va a la escuela.
El burro nunca llegará a ser caballo.
El burro nunca ganará carreras.

¿qué culpa tiene el burro de ser burro?
En el pueblo del burro no hay escuela.
El burro se pasa la vida trabajando,
tirando de un carro,
sin pena ni gloria,
y los fines de semana
atado a la noria.
El burro no sabe leer,
pero tiene memoria.
El burro llega el último a la meta,
¡pero le cantan los poetas!

El burro duerme en cabaña de lona.
No llámar burro al burro,
llamarle «ayudante del hombre»
o llamarle persona".

Comentarios